Escríbenos a centroanacer@gmail.com

miércoles, 2 de febrero de 2011

TESTIMONIOS

Testimonio Katty Fernández (familia Berrocal)

Les compartimos nuestra experiencia en esta aventura de ser padres por segunda vez. Comenzaremos contando que nuestro primer hijo nació por cesárea hace 2 años y medio, a las 38 semanas de gestación, naciendo nuestro bebé sanito y de mi lado como mamá, me hubiera gustado un parto muy diferente, pues me puse en manos del ginecólogo, y él condujo todo el proceso, no sabiendo realmente que esperar de cada parte del proceso. Nuestro único objetivo era que nuestro bebé estuviera bien y eso nos dejó felices, pero con el sinsabor de no haber podido lograr un parto vaginal.
Cuando nuevamente salí embarazada, informándonos mejor mi esposo y yo, nos dimos cuenta que dicha cesárea pudo evitarse sin ningún riesgo pero por desconocimiento permitimos lo contrario, es por ello que, para este nuevo hijo buscábamos el parto vaginal. Y en esta búsqueda, leyendo blogs de maternidad, nos enteramos que existe el servicio de doulas, y una blogger Kristin Morris (http://mamiscool.com/)  muy conocida recomendaba a Amelia Salirrosas como una gran profesional y que gratamente logró que su segundo parto sí sea vaginal, lo cual nos llevó a contactar a Amelia.
En la primera comunicación con Amelia hubo química inmediatamente; me brindó confianza para contarle todo el proceso que vivimos con nuestro primer bebé, y me contó que es de profesión Obstetra y doula certificada y cuenta con conocimientos de muchos otros temas ligados al parto respetado y lactancia materna (es IBCLC). Luego de esta llamada concertamos una reunión donde se sumaba mi esposo. Y es en ésta que decidimos que ella era la persona indicada para acompañarnos en este lindo proceso.
Luego de un par de sesiones de fisiología del parto con Amelia, sólo quedaba esperar que nuestro bebé quiera salir. Iniciando la semana 40, rompí fuente en la noche 9 pm, y le avisamos a Amelia, quien rápidamente, después llegó a nuestra casa, y nos brindó la información necesaria de lo que debíamos hacer.  Realizamos ejercicios de yoga, y luego del incremento de las contracciones, nos fuimos para la clínica, en coordinación también con el ginecólogo que nos atendía. Ingresamos por emergencia y nos asignaron una habitación donde nos preparamos tranquilamente a que todo siga su curso.
Nos quedamos gratamente asombrados de su vocación de servicio, de sus conocimientos sólidos y que siempre estaba preparada para manejar las diferentes circunstancias de un trabajo de parto prolongado en donde el reto fue el inicio de la dilatación, el cual tomó sus largas horas, pero siempre Amelia estuvo empoderándonos y segura de que íbamos a lograr lo que tanto deseábamos, que era el poder traer a nuestro segundo hijo al mundo en un parto vaginal, y poder vivir esa mágica experiencia.
Apenas nuestro hijo Nicolás nació, el contacto piel a piel fue inmediato conmigo y luego con mi esposo, y su primera lactancia se dio en la primera hora de nacido. Esto es algo que queríamos vivir, y gracias al tener la asesoría de Amelia de forma previa, y durante ese momento, logramos disfrutar un parto respetado, tal cual como anhelamos siempre.  Fue muy importante haber hecho un Plan de Parto y compartirlo previamente con nuestro ginecólogo quien debe ser pro parto vaginal; y en nuestro caso no sólo nos apoyó permitiendo que Amelia haga su trabajo, sino que también confiaba en que conseguiríamos un parto vaginal pese a la rotura de bolsa inicial.
Amelia ahora es parte de nuestra historia familiar, y estamos gratamente agradecidos con ella y la recomendamos con total convicción que ella es la persona indicada para vivir este hermoso momento.
Gracias por todo Amelia, éxitos! Eres la mejor!
Atentamente

Katty, Rubén, Sebastián y Nicolás.


Al inicio del todo... 
Con Amelia Salirrosas momentos después del nacimiento de Nicolás

Una foto con la familia completa


Testimonio de un parto en casa atendido por Amelia
Escrito por Luz Angerami, mamá de Mayu (33 años. Re-educadora alimentaria. Terapeuta. Especializada en plantas medicinales).

Cuando me embarace recibimos la noticia con mucha alegría y con muchos deseos de ver a nuestro bebé entre nosotros.
Llevé un embarazo muy saludable, con una dieta vegetariana a base de frutas, verduras, semillas y granos, también he consumido huevos orgánicos.
Las particularidades de mi caso tenían que ver con el tipo de Rh ya que yo era negativo y Paulo, mi compañero, positivo. A este fin descartar problemas serios me hice chequeos relativamente periódicos a los 5 meses, a los 7 meses y a partir de aquí quincenalmente hasta el nacimiento de mi bebé.
Como terapeuta y acompañante de mujeres sé lo importante que es sentirse segura y acompañada a lo largo de este proceso. Como paciente y como mujer debo decir que he recibido violencia de parte de los Obstetras que me han atendido en distintas instituciones estatales y por esta razón, con mi experiencia y el apoyo de mi compañero decidimos que en caso de que fuera posible lleváramos adelante el parto en casa.
Yo había entrado en contacto con Amelia algunos meses antes y habíamos intercambiado información y la intención de encontrarnos a fin de conocernos y que ella pudiera asesorarme con el proceso del parto. Teniendo en cuenta que tenía una fecha de parto estimada para el 19 de enero de 2017. Muy amablemente vino a visitarnos y a conocernos y saber de que todo estaba bien en nuestros controles prenatales y análisis de laboratorio.

El día 4 de enero a las 3 de la mañana sentí contracciones más fuertes de las que normalmente venía experimentando luego de un rato me levanté y pude ver que tenía una pequeña pérdida de sangre cómo sabía que esto es normal alrededor de estas fechas simplemente me acosté y relajé mi cuerpo intentando descansar.
A las 5 de la mañana parecía que el proceso no se había detenido así que a pesar de los interrogantes me quedé dormida. A las 7 de la mañana me desperté y no pude levantarme de la cama sola Así que llamé a mi compañero para que me ayude encontrándonos con la novedad de que al incorporarme comencé a perder líquido. Sabiendo también que esto puede ser simplemente parte de un trabajo previo al trabajo de parto lo tomamos con calma y me duché posteriormente comenzamos a tomar el tiempo de las contracciones que eran fuertes pero no intensas. A las 12 del mediodía la intensidad había cambiado notablemente las contracciones variaban de entre 7 y 5 minutos, todo parecía anunciar que el trabajo había empezado, pero decidimos darle una llamada Amelia para pedir su opinión.
Vino a visitarnos a las 4 de la tarde y parecía que el proceso había comenzado, pero no sabíamos cuando iba a finalizar cómo son estas cosas misteriosas Así que comí y descanse y quedamos en comunicarnos nuevamente alrededor de las 9 de la noche.
A esa hora todo había cambiado de color y la intensidad de las contracciones iban aumentando mi dilatación sólo estaba en 3 centímetros.
Yo sentía que mis fuerzas comenzado en agotarse no había podido dormir bien desde la noche anterior. Felizmente había estado comiendo y tomando bastante agua lo cual me ayudó mucho a seguir adelante el proceso del trabajo de parto.
Esa noche fue muy larga para los 3, para mí para mi compañero y para Amelia. Pasé algunas horas en la piscina lo cual ayuda mucho a que pudiera relajarme y descansar un poco y atenuar el dolor agotada salí y pude descansar un rato.
Durante todo ese tiempo muchas cosas pasaron por mi cabeza; "si todo iba bien", "si el trabajo lo estaba haciendo bien", "si necesitaba moverme más o si  necesitaba moverme menos"… el dolor era intenso, pero de alguna manera mi cuerpo comprendía que eso en el trabajo que mi bebé y yo estábamos haciendo. Ya hablé mucho y cantamos así también fue que finalmente llegó su nombre el cual no habíamos podido definir a lo largo de todo el embarazo: Mayu, río en lengua quechua.

A la una de la tarde Amelia volvió examinarme para nuestra sorpresa la dilatación seguía en 3 centímetros, pero de pronto en medio del tacto la fuente se rompe por completo y la dilatación empieza a aumentar y en algunos minutos de 3 centímetros pasaron a 5 y luego a 7 estábamos en la parte final o al menos eso creía yo.

Me sentía completamente agotada y trataba de sostenerme mi propio aliento y en mis acompañantes y empecé a rezar para mi niño naciera bien, en salud y el respeto ya que se había sido nuestro pedido al universo y nuestro rezo para que su llegada al mundo con alegría.
Las últimas 2 horas fueron de máxima intensidad estuve en la piscina me sentía muy cansada mis piernas agotadas mis brazos también y mi cabeza estaba solamente en querer ver a mi hijo así que con mucha paciencia Amelia y mi compañero siguieron en este trance hasta que finalmente asumo su cabeza con una vuelta de cordón unos ojos más Y de pronto ahí estaba sano y feliz hasta un poco dormido perfecto y luminoso. La paciencia y la espera habían dado un maravilloso fruto. Mayu nació a las 7:21 de la noche

Durante todo el tiempo que este viaje duró que en realidad no podría precisar sino a través de los demás yo no recuerdo exactamente cuantas horas o minutos fueron se puso a prueba mi seguridad personal, seguridad mental y mi seguridad espiritual, tuve dudas, tuve miedo, pero por sobre todas las cosas tuve la certeza de que estaba bien acompañada Y qué tanto yo como mi hijo estábamos listos para poder hacer este trabajo juntos siempre considerando que existe la posibilidad de que las cosas no salgan exactamente como las habíamos soñado pero con mucha fe y determinación sabiendo que yo y mi bebé estábamos en perfecta salud lo que nos restaba era esperar que la naturaleza nos acompañará con su sabiduría y su amor para que todo saliera bien no entremos en desesperación en ningún momento Y si por algún momento nos habíamos sentido inquietos ahí estuvo Amelia para evacuar nuestras dudas chequear el estado del bebé y darnos fuerza para seguir adelante.

Esta ha sido una experiencia maravillosa y sorprendente la que me he encontrado conmigo misma con mis ideas de mí y sobre lo que verdaderamente soy capaz con mis certezas y todas mis dudas. Es un placer poder compartir esta experiencia ha sido tan larga como perfecta.


Aliento a las familias a que retornen a casa para traer a nuestros hijos, es lo mejor para ellos y para nosotros por muchísimas razones. Hay veces en que nos toca tomar el camino de la medicalización, pero considero debe ser tomado cuando realmente se requiere de esta intervención  la cual debe ser en respeto y garantizar el bienestar de mamá y del bebé. 



En pleno trabajo de parto sumergida en la tina

Minutos después del nacimiento de Mayu
Testimonio de yoga prenatal

Disfrute las clases de yoga prenatal con Amelia. Sin duda sentí los beneficios. Ahora las extraño. Las rutinas de los ejercicios de yoga prenatal fueron diferentes cada semana para no aburrirse. Amelia es una instructora excelente con mucha paciencia. Recomiendo ampliamente su clase desde el principio del embarazao.
Espero que todo esté bien contigo!
Saludos, 
Dawn


Testimonio de una pareja: Una linda experiencia

Estando de visita en mi país (Vietnam) tuvimos mi esposo y yo la grata noticia de saber que estaba embarazada. Aproveché para comprar algunos libros, en mi idioma materno, acerca de la bella experiencia del embarazo, antes, durante y después del parto. 
A nuestra llegada a Lima, teniendo ya 1 mes ½ de embarazo, fui atendida por la doctora García, una extraordinaria persona y profesional con quien desde un primer momento me sentí muy bien sobre todo porque respetaba nuestras decisiones (como el no saber el sexo del bebé hasta el nacimiento) y además tenía una forma de pensar en cuanto al embarazo y al parto muy similar al mío sobre todo lo que se relacionaba con el parto, sería en todo lo posible un parto natural, como yo lo quería, y me preparé muy bien para esto.
Fue la doctora García quien en un momento conversando con nosotros nos recomendó que sería bueno tener una preparación más integral para lo que sería el parto en sí. Si bien los libros que adquirí en mi país eran de gran ayuda, con mi esposo tomamos la decisión de aceptar la recomendación. Es de esta forma y gracias a la doctora que nos contactamos con la Obstetra Amelia Salirrosas. 
La experiencia con Amelia me ayudó y contribuyó a que tuviera no solo un parto natural sino además que se llevara a cabo sin epidural, como yo quería. Amelia desde un primer momento nos trató (y digo nos porque es ideal que la pareja comparta esto y mi esposo fue parte importante de todo el proceso) de una manera muy personal y aprendí mucho. Nos dio todo un curso para conocer mi cuerpo y como funciona este durante el embarazo y como prepararlo para antes del parto y al momento de dar a luz, y de esta forma cuidarlo también. Las sesiones no solo eran teóricas sino prácticas, lo que ayudó mucho mas, y de mucha ayuda fueron los ejercicios físicos que hicimos durante las clases y los que ella me enseñó para practicar diariamente y para cuando comenzaran las contracciones y para el momento que estuviera en la clínica.
Siendo con mi esposo de distintas creencias religiosas, nosotros estábamos casados solo por la parte civil. Al saber que estaba embarazada hablé con mi esposo para casarnos por la Iglesia Católica, hicimos todos los trámites pertinentes y se fijo la fecha de la boda para el 7 de Noviembre del 2011. A las 10 de la noche del 6 de noviembre comenzaron las contracciones, por tanto también los ejercicios y recomendaciones de Amelia para este momento. Al día siguiente nuestra boda era al mediodía, y el Padre muy contento y preocupado preguntó si queríamos una ceremonia corta, pero decidimos que podía manejar las contracciones perfectamente durante la ceremonia completa. A la 1 de la tarde salíamos de la Iglesia, ya casados, rumbo a casa para tranquilamente ir a recoger las cosas, eran 45 minutos de camino. Antes de salir de la Iglesia las contracciones eran ya cada vez mas seguidas, los ejercicios de respiración y de concentración nuevamente ayudaron mucho, a la vez que la tranquilidad de mi esposo. No hubo pues necesidad de apurarse y de llegar a la clínica cuando aun no era necesario.
Ni bien llegamos a casa, recogimos el maletín y nos dirigimos a la clínica, eran ya las 3:30pm. Ni bien en la clínica, comienza el monitoreo, pero como ya nos había recomendado Amelia, el estar echada esperando el parto puede ser hasta doloroso, Era necesario llevar a cabo ejercicios, además era yo quien estaba embarazada, quien sentía las molestias del pre-parto y quien daría a luz, así que era yo quien debía sentirme lo más cómoda posible, es así que cada cierto tiempo durante el monitoreo pedía al médico que lo detuviera y así yo caminaba por el cuarto y llevaba a cabo los ejercicios físicos, algunos de ellos necesarios con la ayuda de mi esposo, juntamente con los de respiración.
Es cierto que mi determinación era no usar la epidural, no por capricho sino porque realmente sentía que no la necesitaba, estaba muy tranquila, concentrada y bien preparada. La epidural me la ofrecieron como 4 veces, la última de ellas cuando el doctor entra al cuarto de monitoreo y me ve como gateando y con mi esposo al costado, pensando que me retorcía en dolor, su cara de preocupación pasó a la de sonrisa cuando le dije que estaba haciendo mis ejercicios de preparación.
El momento del parto fue hermoso, mi esposo conmigo y yo sintiendo todas las contracciones lo que hacía más fácil el parto ya que sabría el mejor momento para ayudar a mi bebé a nacer. Mi hijo nació a las 9:53 pm al tercer pujo y fue el momento más hermoso que hemos tenido con mi esposo.
Mi doctora me felicitó por la preparación y además porque hacía 8 años que no había tenido un parto natural sin epidural. El doctor que me monitoreó (y me ofreció la epidural 4 veces) muy amable me visitó como 2 veces al cuarto ya que no podía creer lo valiente que había sido, a mi esposo le comentó que ni él mismo hubiera aguantado el dolor. Pero, no hubo dolor, hay molestias sí, pero no un dolor que no pueda ser tolerado y todo fue por una verdadera preparación y en manos de las personas adecuadas. Tuve suerte de tener a la doctora Garcia, y suerte de tener a Amelia quien con sus recomendaciones hicieron que el pre-parto y el trabajo de parto fueran maravillosos, y a la persona que siempre me apoya, en mi caso mi esposo, todos ellos hicieron posible que mi embarazo y el parto fueran bien llevados. 



Testimonio Elizabeth Fuenmayor

Por el principio...
 
Febrero del año 2010... siete meses de embarazo, una niña ya confirmada, completa y sana, ¡Gracias a Dios! Pensé que era el momento ya de tomar las clases de psicoprofilaxis de las que ya había leído. Empecé buscando en internet, salieron varias propuestas, anoté todas y fui comunicándome una a una, unas me parecían regular, otras no me llenaban completamente la información que me brindaban y otras de plano creo que ya ni existían. Sábado una de la lista era Amelia Salirrosas, obstetriz. ¡Qué raro! me dije a mi misma, pero por otro lado mi esposo, fiel compañero a todas mis andanzas, me decía: seguro es que se ha especializado en esas cosas. Bueno la llamamos; una voz muy sutil al otro lado del teléfono respondió, dándome toda la información de lo que se ofrecía y ayudándome a llegar donde estaba su centro ANACER. Amelia Salirrosas se presentó ante nosotros, creo que desde ahí fue la mancuerna de ella y nosotros tres. Nos hizo pasar, mostrándonos todo lo que hacía, lo que utilizaba, los diferentes cursos que daba, por momentos estaba dudosa. Realmente era que no estaba segura de poder hacer este curso, me preguntaba a mí misma ¿Estoy segura que esto me va ayudar, parto natural, podré???. Continuamos conversando, frase que no se me olvida...si no te gusta toda la música clásica no la escuches porque a ella tampoco (la bebe), será como obligarla.... ahí me dije aquí es!
Salimos del centro y ahí tomamos la decisión, con ella tomaríamos el curso, cuadramos todo para el siguiente sábado iniciar para que mi esposo pudiese participar. ¡Sorpresaaaa!!! Amelia podía trasladarse a nuestra casa, fue buenísimo para nosotros, sería más personal, siempre es bueno compartir las experiencias, como primeriza a veces no sabes ni que hacer....
Tomamos dos cursos, uno seria Psicoprofilaxis (Preparación Integral para el Embarazo y el Nacimiento) y el otro Estimulación Prenatal, sábados y domingos... Iniciamos creo de ambas partes con expectativa. Gracias a Dios y a la buena voluntad culminamos ambos creo con 20 ptos jajajaja.

Las clases pasaban, la emoción crecía, pero siempre la duda: ¿Podré o no podré tener un parto normal? Amelia me preparaba en todos los sentidos para eso. Mi esposo me incentivaba a que sí podía hacerlo, pero algo dentro de mi me decía... va a ser muy fuerte, duele, no voy a poder soportarlo....era el temor no canalizado. Continuamos haciendo ejercicios, yoga, posturas, explicaciones, hasta que llegamos hacer las meditaciones, nunca olvidaré ese día fue la primera vez que entre en mi barriga tomé a mi hija y le dije te amo, fue algo mágico, desde ahí tome más fuerzas y me dije a mi misma: SÍ PUEDO!!!

Mayo del año 2010...
Casi para cumplir mis nueve meses completos, mi pequeña Sara estaba demasiado cómoda en mi barriga, aunque ya era tiempo de salir, ella no daba muchas señales de querer hacerlo.
En la última visita a mi doctor, todo estaba ok, ecogramas, exámenes etc. Recuerdo me dijo: el lunes vienes, hacemos un tacto para ver cómo va, si no pasa nada y está todo igual martes o miércoles practicamos la cesárea no podemos esperar más, no es recomendable... Dios por mi cabeza pasaba cualquier cantidad de cosas, mis emociones estaban explotadas, sentimientos encontrados y extraños. Ese fin de semana recordé todo lo que había aprendido, la conexión que Amelia me había ayudado a tener con Sara no podía fallarme. Recuerdo que llamé a Amelia, se presentó en casa, conversamos, y en unas pocas horas me dio de nuevo toda las clases jajaja. Entendí que era lo que me sucedía, la ansiedad de querer tenerla conmigo no permitía que todo fluyera. Decidí tomar esos dos días tranquila y no pensar más en nada. El lunes a primera hora me levanté, fui a la consulta, el médico que me dijo que estaba por comenzar la dilatación, se lo conté a mi esposo tranquilamente que ya empecé a dilatar. Descansé un poco, comí algo, me duché y me volví a ir a la clínica con mi esposo. A partir de ese momento llegó lo más difícil: los dolores, pero yo me sentí tranquila. A las 3 horas llegó mi hija al mundo mediante un parto natural y sin problemas gracias a Dios.
Quiero compartir esta experiencia con todas ustedes: Es maravilloso ser madre, es una fuerza interna que llega a ti y te invade desde el momento que ves a tu hijo.

Elizabeth & John &  Sarita 


Testimonio Anne Delangue
Estuve tomando las clases de psicoprofilaxis con Amelia según las recomendaciones de mi doctora. La verdad es que estaba bien nerviosa de ser mamá, todo un cambio para mi: tener un bebé en un país que no es mío.
Amelia, gracias a su gran conocimiento, felicidad y la tranquilidad que trasmite logró darme bastante conocimiento. Me encantaron las clases de ejercicios, los signos de alarma, de pujo y de lactancia. Porque dar pecho... no se improvisa tampoco... ella me convenció y me preparó! Ahora mi bebé, su papá y yo somos los más felices por tomar esta decisión! En parte gracias a ella tuve mi parto natural como soñé y ahora soy una mamá feliz que da pecho a mi hijita de un mes! 
Gracias Amelia!    Anne



Testimonio Fanny Revilla
Queremos compartir nuestra grata experiencia con el curso de preparación para el parto y estimulación pre natal, hace varios meses cuando nos enteramos de la llegada de nuestro bebé, quisimos prepararnos y aprender lo necesario para recibirlo.
Desde un inicio el curso fue muy lindo, nos permitio compartir esta experiencia como pareja, y darnos cuenta que a pesar de no poder verlo, podiamos sentirlo y aprender cada día más de nuestro bebé.

El día de conocer a nuestro bebé se acercaba y debido a algunas complicaciones tuvieron que inducir el parto, esto fue algo con lo que no contábamos. Si bien en el curso habiamos hablado de esta posibilidad, esperábamos que el parto sea natural; y bueno a pesar de intentar un parto natural, las condiciones no se dieron y tuvieron que realizar una cesárea. Felizmente todo salió muy bien y ahora tenemos a nuestro bebe con nosotros.
La llegada de Santiago ha sido lo mejor que nos pudo haber pasado, y no podemos dejar de agradecer a Amelia todo el apoyo brindado durante el embarazo.
Si bien el embarazo culmino en una cesárea, durante las horas del trabajo de parto cuando el dolor iba aumentado, recurrimos a los consejos de Amelia y los ejercicios sobre la pelota, el baño tibio fueron realmente un alivio.
Con mucho cariño,
Billy, Fanny y Santiago




martes, 24 de noviembre de 2009

BIENVENIDOS


El Centro ANACER SAC es el primer centro especializado en brindar a los futuros padres las herramientas que buscan para experimentar un Embarazo, Parto y Postparto Consciente. Este es un lugar creado para otorgarles un espacio donde vivir este momento con total plenitud y confianza. Nuestros cursos están dirigidos a las mujeres embarazadas, sus compañeros, a las mujeres que desean tener un hijo, para quienes nuestros cursos serán de gran ayuda.Por ello, estamos para brindarle la contención, información, asesoramiento con las actividades más variadas y efectivas para la salud de la madre y de su bebé que está por nacer.Te invitamos a compartir estos maravillosos momentos de la dulce espera junto con tu pareja y hacerlos inolvidables e imborrables.Te esperamos...
E-mail: centroanacer@gmail.com; Cel.: 99948 0819

UN EMBARAZO CONSCIENTE


Con el desarrollo de los Programas esperamos que los padres puedan tomar conciencia de que las decisiones, interpretaciones y las experiencias antes, durante y después del embarazo son fundamentales para el desarrollo de un niño sano y feliz. El amor y los cuidados que le brindamos a nuestros hijos son una extensión del amor y cariño que sentimos por nosotros mismos. Si deseamos un mundo sin violencia debemos comenzar recibiendo amor y cuidados desde el útero.
E-mail: centroanacer@gmail.com; Cel.: 99948 0819

CURSO DE ESTIMULACIÓN PRENATAL – VÍNCULO PRENATAL



La intuición y la investigación nos demuestran que desde mucho antes de iniciar su descenso por el canal del parto, el bebé ya ha comenzado a explorar su propia persona. Los seres humanos en desarrollo aprenden sobre la vida y el mundo desde que están en el útero y que, las decisiones de sus padres tiene efectos duraderos.
El embarazo no es algo que le sucede solamente a la madre, sino es un proceso en el cual ella participa. Durante los nueve meses, la madre es el ambiente para el bebé, él recibe todas las informaciones de cada una de las experiencias de su madre. Todos nosotros lo sabemos, porque hemos vivido la experiencia de haber sido cobijados en el vientre de nuestra madre.
La madre y el padre deben tomar la oportunidad de su embarazo para adquirir consciencia de su entorno y de los efectos que éste tiene sobre ella y el bebé. Para ello, la madre debe aprender a "nutrirse" de experiencias benéficas y a evitar las tóxicas. La manera de hacerlo es creando conscientemente el equilibrio fisiológico a través de cada uno de los cinco sentidos.
Por ello, con el fin de llevar todos estos conocimientos a la práctica hemos desarrollado el Curso de Estimulación Prenatal - Vínculo Prenatal, el cual incluye:
*Como llevar un embarazo consciente
*Técnicas de vinculación consciente madre-bebé
*Estimulación sensorial del bebé: Estimulación Auditiva (Efecto Mozart), Estimulación Táctil (Masoterapia), Estimulación Gustativa (Nutrición Consciente), Estimulación Olfatoria (Aromaterapia) y Estimulación Visual.
*La lactancia materna como herramienta valiosa para estimular a su bebe.
Vivir conscientemente el embarazo implica ver al bebé como un todo físico, emocional y espiritual. Ahora que usted tiene a su disposición esta información, aprovéchela para llenar de amor la vida de su bebé.
E-mail: centroanacer@gmail.com; Cel.: 99948 0819

PSICOPROFILAXIS PRENATAL - ES UN CURSO INTEGRAL PARA EL EMBARAZO Y EL NACIMIENTO


Traer un hijo al mundo es quizás la experiencia más intensa en la vida de una mujer. Los procesos de concepción, el embarazo y el nacimiento son sucesos naturales, sin embargo las percepciones y expectativas tanto suyas como la de su entorno son cruciales para el éxito de la experiencia del nacimiento. Después de nueve meses de desarrollo, su bebé está listo para salir de su vientre que lo cobijó y descender por su cuerpo al mundo que lo recibe. Nosotros creemos que la madre y el padre deben contar con el conocimiento a fin de tomar decisiones claras sobre el trabajo de parto y el nacimiento de su bebé. Para tal fin es que hemos elaborado el Curso Integral para el Embarazo y el Nacimiento, en el cual se incluye:
* Cambios del cuerpo de la madre durante el embarazo - Signos de alarma.

* Evolución del bebe dentro del vientre materna
* Gimnasia consciente - gimnasia localizada a preparar los paquetes musculares y articulaciones que participan en el embarazo y el parto

* Yoga para embarazadas (sesiones especiales)

* Esferodinamia - técnica de bajo impacto para la embarazada para trabajar las articulaciones y músculos que intervienen en el embarazo y el parto.

* Eutonia - Sonidos sanadores, con la emisión de sonidos sanadores desde el vientre materno el bebé mantendrá la armonía en su desarrollo, obteniendo así la seguridad y adaptabilidad más fácilmente luego del nacimiento

* Masoterapia - Técnicas de masajes para aliviar las molestias frecuentes en la embarazada, asegurar que sus tejidos estén lubricados y maleables.

* Meditación, visualización creativa, relajación.

* Técnicas de respiración, relajación y pujo para el parto

* Técnicas de Lactancia materna para madres que trabajan.
Para aprender a dar a luz y no sentir dolor no basta con decirlo, hay que dedicarle al menos el mismo esfuerzo que acostumbramos a emplear en las cosas que nos parecen importantes. Esto es fundamental para el bebé, pues es más fácil y agradable nacer si la madre colabora en el nacimiento sintiéndose segura y feliz

E-mail: centroanacer@gmail.com; Cel.: 99948 0819

PSICOPROFILAXIS POSTNATAL


El objetivo del curso está dirigido a la recuperación de la musculatura del suelo perineal que ha intervenido durante el embarazo y el parto; prevención de distopia (prolapsos), Recuperación de los paquetes musculares perineales, abdominales, dorsales, glúteos, entre otros. Además se enseña la Técnica de Masaje Shantala para Bebés, Lactancia Materna, Cuidados del bebé, Sexualidad y Nutrición.
E-mail: centroanacer@gmail.com; Cel.: 99948 0819

YOGA PARA EMBARAZADAS


El curso de Yoga está estructurado para la embarazada, en la cual se desarrollan técnicas de Posturas o Asanas, Técnicas de Respiración, Meditación y Visualización guiadas.

Los mayores beneficios de yoga en el embarazo son la confianza que se desarrolla en el proceso natural del embarazo a través de la meditación y yoga. Con estos empezamos a escucharnos a nosotros mismos y aprender sobre los ritmos naturales del cuerpo y el embarazo.


El Yoga nos da energía, nos ayuda a descansar mejor a la noche, nos ayuda a eliminar el estrés y nos fortalece. Ayuda a la circulación sanguínea, esto es muy importante sobretodo en la embarazada que va aumentando de peso y necesita mantenerse sobre sus piernas que a veces pueden afectar su circulación.

E-mail: centroanacer@gmail.com; Cel.: 99948 0819

MUSICOTERAPIA PRENATAL



La musicoterapia es una disciplina que utiliza diversos aspectos sonoros para producir un efecto en la persona. En el embarazo está enfocado a que ese efecto sea recibido por la madre y el bebé en formación. La musicoterapia prenatal entonces, está dirigida a favorecer aspectos saludables desde el punto de vista preventivo y para ello utiliza diversas herramientas sonoras.Entre los 3 - 4 meses de gestación se conforma el aparato auditivo, pero no quiere decir que el bebé oye, ya que aun su cerebro se encuentra inmaduro para procesar lo que le llega. Durante el embarazo los sonidos llegan al bebé por el aparato audivo que lo capta por la vía auditiva, a través de las vibraciones es que le llega el estímulo vibracional que tiene el sonido y por vía hormonal es que se conducen las sustancias que produce la madre cuando escucha una música o sonido.Por ello es importante que todo aquello que escuche la madre también le llegue al bebé "que lo capte", que tenga la misma vibración y el bebé lo sienta.

Algo que comúnmente practican las mujeres que están esperando un bebé es escuchar música que antes del embarazo nunca había escuchado, esta música no le produce efectos placenteros o agradables ni a ella ni a su bebé, entonces ¿Qué le está transmitiendo a su bebé?La musicoterapia prenatal constituye una valiosa herramienta para estimular al bebé que está por nacer. El Dr. Oliver Sacks nos dice "gran parte de la música que se escucha en los primeros años de vida queda grabada en el cerebro durante el resto de su vida" E-mail: centroanacer@gmail.com; Cel.: 99948 0819

MASAJE PARA EMBARAZADAS

A medida que avanza los meses, la embarazada experimenta molestias a nivel de la zona de la nuca, espalda, sacro, piernas, etc. Con la aplicación de masajes en esta zona, le permitirá descomprimir los nervios y aliviar la musculatura que está siendo afectada.
Algunos de los cambios son estresantes e incómodos, el masaje puede ayudar a reducir algunas de las molestias del embarazo.


El masaje durante el embarazo es muy beneficio en casos de embarazo normal. Siempre es recomendable consultarle al medico antes de empezar a hacerse masajes durante este periodo tan especial.

El masaje para embarazadas puede incluir varias técnicas como reflexologia, Sueco u otras. La masajista debe ser una profesional con experiencia.

Beneficios del masaje en el embarazo

• Ayuda a relajarse física y emocionalmente. Esto ayuda a dormir bien sentirse mejor. Una madre feliz contribuye a un bebe sano.

• Ayuda a estimular el sistema glandular lo que estabiliza las hormonas.

• Puede ayudar a eliminar la depresión o la ansiedad que algunas veces acompaña al embarazo.

• Ayuda a aliviar la presión en la espalda, el cuello y las articulaciones causado por el peso extra, la postura o debilidad muscular.

• Estimula la circulación ayudando a mantener la presión normal. Esto también lleva mas oxigeno y nutrientes a las células lo cual es muy beneficioso para la madre y el feto.

• Ayuda a aliviar malestares musculares como calambres, tensión muscular, rigidez y otros.

• Ayuda a eliminar líquidos y toxinas lo que combate la fatiga y ayuda a energizar el cuerpo.

• Ayuda a mantener la elasticidad y flexibilidad del cuerpo. Al mantener un nivel alto de elasticidad en la piel se disminuye el riesgo de estrías.

¿Que se puede esperar durante este masaje?

Como todos los masajes dura más o menos una hora. Durante este tiempo estarás acostada cómodamente, normalmente de lado. La masajista usara almohadas y cojines para acomodar el estomago en embarazos avanzados.

Aunque se esta desnuda durante el masaje se permanece cubierta y solo la parte que se esta masajeando se expone. Es una actividad placentera y relajante, la cual toda futura madre disfrutara.

Consejos:

No comas dos horas antes del masaje. Evita tomar agua antes del masaje y orina antes de empezar para no tener que interrumpir el masaje.

Contraindicaciones:

La siguiente es una lista de condiciones en las cuales el medico tiene que aprobar el masaje. En todo caso como se dijo antes siempre consulta con tu medico antes de hacerte un masaje. La siguiente lista no es exhaustiva solo un ejemplo.

• Riesgo de aborto.

• Problemas con la placenta

• Diabetes gestacional.

• Preeclampsia

• Enfermedades infecciosas

• Cáncer

• Venas varicosas severas.

• Problemas en los riñones o la vejiga


E-mail: centroanacer@gmail.com; Cel.: 99948 0819



Recomendaciones de la OMS

Los diez principios del Cuidado Perinatal que la OMS señaló en la reunión fueron:
El cuidado del embarazo y parto normales debe:
  1. Ser no medicalizado, lo que significa que el cuidado fundamental debe ser provisto utlizando el número mínimo de intervenciones que sean necesarias y se debe aplicar la menor tecnología posible.
  2. Ser basado en el uso de tecnología apropiada, lo que se define como un conjunto de acciones que incluye métodos, procedimientos, tecnología, equipamiento y otras herramientas, todas aplicadas a resolver un problema específico. Este principio está dirigido a reducir el uso excesivo de tecnología o la aplicación de tecnología sofisticada o compleja cuando procedimientos más simples pueden ser suficientes o aún ser superiores.
  3. Ser basado en las evidencias, lo que significa avalado por la mejor evidencia científica disponible, y por estudios controlados aleatorizados cuando sea posible y apropiado.
  4. Ser regionalizado y basado en un sistema eficiente de referencia de centros de cuidado primario a niveles de cuidado terciarios.
  5. Ser multidisplinario, con la participación de profesionales de la salud como parteras, obstetras, neonatólogos, enfermeras, educadores del parto y de la maternidad, y cientistas sociales.
  6. Ser integral y debe tener en cuenta las necesidades intelectuales, emocionales, sociales y culturales de las mujeres, sus niños y familias y no solamente un cuidado biológico.
  7. Estar centrado en las familias y debe ser dirigido hacia las necesidades no solo de la mujer y su hijo sino de su pareja.
  8. Ser apropiado teniendo en cuenta las diferentes pautas culturales para permitir y lograr sus objetivos.
  9. Tener en cuenta la toma de decisión de las mujeres.
  10. Respetar la privacidad, la dignidad y la confidencialidad de las mujeres.
Estos principios aseguran fuertemente la protección, la promoción y el soporte necesario para lograr un cuidado perinatal efectivo. Estos están siendo incorporados en los materiales técnicos así como también en las herramientas de monitorización y evaluación de la Oficina Regional Europea de la OMS.
Formas de cuidado que deberían ser abandonadas
  • No permitir a las mujeres que tomen decisiones acerca de su cuidado.
  • Participar a los médicos en la atención de todas las mujeres.
  • Insistir en el confinamiento institucional universal
  • Dejar a las madres sin atención durante el trabajo de parto.
  • Rasurado de rutina.
  • Enema rutinario.
  • Monitoreo fetal electrónico rutinario sin determinación de pH en cuero cabelludo
  • Restricción de la posición materna durante el trabajo de parto
  • Episiotomía rutinaria
  • Repetir la cesárea en forma rutinaria luego de cesárea anterior.
  • Inducción del parto en forma rutinaria antes de las 42 semanas.
  • Uso de sedantes /tranquilizantes de rutina
  • Uso rutinario de guantes y mascarillas en las unidades de cuidados del recién nacido
  • Separar a las madres de sus hijos cuando estos se encuentran en buen estado de salud.
  • Administración de agua/glucosa en forma rutinaria a los niños amamantados.
  • Lactancia con restricciones.
  • Distribución sin cargo de muestras de fórmulas lácteas.
  • Prohibir las visitas de los familiares.
Formas de cuidado que reducen los resultados adversos del nacimiento
  • Proveer apoyo psicosocial a las mujeres.
  • Contacto madre-hijo irrestricto.
  • Escaso beneficio de una tasa de cesárea superior al 7%.
  • Posición levantada durante el trabajo de parto.
Prácticas en el Control prenatal recomendadas para el personal de salud que realiza control prenatal
Nutrición
  • Recibir ácido fólico antes del embarazo y durante el primer trimestre
  • Suplementación con Fe solamente si éste está indicado, sabiendo que un nivel de hierro más bajo considerado habitualmente como indicador de anemia, es fisiológico durante el embarazo
  • Abandonar las evaluaciones tradicionales perinatales con score de riesgo, ya que las mismas no pueden predecir quiénes desarrollarán complicaciones. En lugar de esto, observar a las mujeres que no se encuentren en riesgo, permaneciendo vigilantes en todo momento ante cualquier signo fuera de lo normal. Una clasificación de "riesgo" debe ser flexible y abierta a ser revisada.
Atención médica
  • Reducir el número recomendado de consultas prenatales para las mujeres con embarazos normales con el fin de disminuir el exceso de medicación y de hospitalización.
  • Reducir el uso rutinario de exámenes ecográficos durante el embarazo a solamente "con indicación" o a una ecografía (alrededor de las 18 semanas) si se prefiere.
  • Minimizar la cantidad de pruebas de tamizaje durante las consultas. Exámenes de sangre, presión arterial y exámenes de orina para pesquisar proteinuria son esenciales además de la medición de la altura uterina. Los demás estudios deben realizarse solamente si están indicados.
  • Entender la sensibilidad y especificidad de cualquier prueba diagnóstica utilizada. No indicar pruebas que no tengan indicación clínica clara.
Cuidado psicosocial
  • Proveer preparación durante el embarazo, parto y para la paternidad. Brindar adecuada preparación e información como parte del cuidado. Incluir compañías que la mujer elija en esta preparación. Reconocer que los padres tienen necesidades propias como individuos y no solamente como compañeros o acompañantes de la pareja.
  • Evaluar factores de riesgo sicosociales potenciales que puedan influir en la mujer y su familia. Es útil utilizar una escala como la Escala ALPHA para estos fines.
  • Proveer a las madres de la historia clínica de su embarazo y parto. Las madres guardan estos documentos para asegurarse que los mismos van a estar disponibles siempre que los necesiten.
  • Brindar a las mujeres información basada en evidencias científicas, y estimular su participación en las decisiones acerca de su cuidado.
  • No sentirse obligados, en ningún momento del embarazo o el nacimiento, a brindar cuidados que no estuvieran basados en evidencias científicas, aunque éstos cumplieran con los intereses de la madre y el niño, y fueran requeridos por la mujer o su familia.
  • Ofrecer un enfoque individualizado acerca de la atención en todo momento.
  • Alentar el desarrollo de protocolos locales de atención.
Alimentación del Niño
  • Estimular la lactancia materna como el mejor método para alimentar al niño. No recomendar ninguna preparación para las mamas, ya que ésta no es efectiva.
Recomendaciones para la Atención Intraparto Primer estadio
  • Uso del partograma para registrar y monitorear el progreso del trabajo de parto. Limitar los exámenes vaginales para evaluar el progreso realizándolos cada 4 horas en trabajos de parto normales y cada 2 horas cuando se llegue a la línea de alerta del partograma.
  • Minimizar la cantidad de intervenciones durante el trabajo de parto; particularmente evitar la introducción de cualquier dispositivo dentro de la vagina. Estimular una política de "manos libres".
  • Abandonar el uso de rasurado y enema.
  • Estimular la deambulación durante el trabajo de parto.
  • Usar el estetoscopio fetal para monitorear la frecuencia cardíaca fetal.
  • No restringir líquidos durante el trabajo de parto, y permitir que las mujeres con trabajos de parto que progresan normalmente, ingerir comidas livianas si las necesitan.
Apoyo psicosocial
  • Proveer cuidado permanente durante el trabajo de parto y no dejar a la mujer sola.
  • Estimular la presencia de una persona que la mujer elija para que la acompañe durante el trabajo de parto y el parto. Proveer "doulas" (acompañantes entrenados) en el caso de ausencia de una persona, y estimular su presencia además de la presencia de la familia, si la mujer lo requiriera. Notar que los padres no siempre son la compañía adecuada para apoyar a sus parejas, y que ellos también pueden beneficiarse de recibir un apoyo adecuado.
  • Usar un sistema rotativo de parteras para facilitar el trabajo en los momentos de mayor actividad.
  • Respetar la privacidad de las mujeres y su dignidad en todo momento durante el embarazo, el parto y el post parto.
  • Ser sensible a las necesidades culturales y las expectativas de las mujeres y sus familias.
Período expulsivo
  • Usar una posición levantada si la mujer lo elige durante el parto. Evitar el uso de la posición supina para el parto, y particularmente la posición de litotomía (con las piernas levantadas). Abandonar las camas de parto tradicionales para los partos normales. Usar una cama standard si se elige una cama para el parto.
  • No realizar episiotomía de rutina (o perineotomía o incisión mediana).
  • No suturar rutinariamente los desgarros o los cortes menores: las pequeñas heridas pueden usualmente cicatrizar solas. Suturar cuando esté indicado.
  • No realizar exámenes del cuello después del parto en forma rutinaria excepto que exista evidencia de hemorragia.
  • Las tasas de cesárea deben ser entre 5% y 15% en cualquier institución, dependiendo del nivel de atención.
  • Usar la tecnología más sencilla disponible en lugar de técnicas sofisticadas si esta tecnología está apoyada por evidencia fuerte acerca de su utilidad.
  • Usar el método de Misgav Ladach (Starr) para la cesárea cuando sea posible.
  • No aumentar los costos en cuidados que no sean esenciales; una compañía para brindar apoyo durante el trabajo de parto es esencial, no un lujo. Los costos de cuidados que no son necesarios (por ejemplo, televisión en las habitaciones) pueden ser cubiertos por la iniciativa privada.
Manejo del dolor
  • Evitar el uso de medicación durante el trabajo de parto. Para el manejo del dolor se deben usar preferiblemente métodos no farmacológicos, como la deambulación, el cambio de posición, masajes, relajación, respiración, acupuntura, y otros.
  • Evitar la analgesia epidural como un método de rutina para calmar el dolor. Preferir la anestesia espinal/epidural a la anestesia general en la cesárea.
Recomendaciones para establecer un buen contacto madre - hijo
Nacimiento:
  • Ubicar al bebé sobre el abdomen de la madre y secarlo inmediatamente. Animar a que la madre participe. Quitar esa toalla y tapar a la madre y al niño con una segunda toalla que se encuentre seca. Mantener la cabeza del bebé tapada para minimizar la pérdida del calor.
  • Cortar el cordón una vez que hayan cesado las pulsaciones del mismo mientras el bebé se encuentra con su madre, siempre y cuando no exista una hemorragia significativa.
  • Incentivar el cuidado materno piel a piel con su bebé durante al menos las primeras dos horas después del parto, así como todo lo que sea posible durante el postparto inmediato y posteriormente.
Promover el amamantamiento:
  • Incentivar la alimentación al niño cuando el mismo esté dando señales de que está listo para recibirla, mostrando salivación, movimientos orales, llevándose las manos a la boca y moviéndose hacia el pecho materno. No forzar la alimentación hasta que el bebé no esté listo.
  • No separar al bebé de su madre en las primeras horas después del parto. Intentar realizar todos los exámenes necesarios para el recién nacido normal en la cama de la madre, en lugar de utilizar una mesa examinadora apartada.
  • Retrasar la realización de los exámenes que no sean necesarios. Realizar los exámenes con la madre y el niño juntos; demorar la hora del baño por 6 horas o más.
  • Demorar la profilaxis de la conjuntivitis gonocóccica, para evitar que el contacto visual madre - hijo se vea alterado. Luego del nacimiento buscar los momentos apropiados, para dar la vitamina K, BCG y realizar la profilaxis de la conjuntivitis gonocóccica contra la gonorrea. (en aquellas instituciones donde esté indicado).
Recomendaciones para los cuidados postparto
Promover el contacto madre - hijo y el amamantamiento:
  • Seguir las guías de la Iniciativa del Hospital Amigo del Niño para la alimentación infantil: incentive la exclusividad del amamantamiento a demanda desde el nacimiento y evite cualquier suplemento para el bebé que contenga agua, glucosa, o sustitutos de leche materna.
  • Ofrecer el alojamiento conjunto para todas la madres y bebés las 24 horas del día.
  • Incentivar el contacto piel a piel durante la estadía postparto en el hospital.
Apoyo psicosocial.
  • Permitir la libre visita de los miembros de la familia que la mujer elija durante el postparto.
  • Es ideal ofrecer comodidades para que un miembro de la familia pueda acompañar a la madre durante la noche.
Alta
  • Utilizar un criterio flexible en cuanto al momento del alta: permitir que la mujeres juzguen cuando es el momento para volver a su hogar.
  • Asegurarse que exista una situación familiar adecuada y sostenedora luego del alta, si ésta no existiera realizar los arreglos necesarios para un seguimiento intensivo.
  • Facilitar contactos en la comunidad y fuentes de soporte local para todas las mujeres.
  • Incorporar las percepciones de las mujeres y sus parejas acerca de los cuidados, como parte de un procedimiento estándar para el cuidado efectivo y apropiado.
Planificación Familiar
  • Asegurarse de brindar consejos acerca de la planificación familiar antes del alta.

Bibliografía
1.Appropriate technology for birth.
World Health Organization. Lancet 1985; ii:436-437.
2.Having a Baby in Europe.
World Health Organization. Copenhagen: Author, 1985.
3.Effective Care in Pregnancy and Childbirth. 
Chalmers I, Enkin M, Keirse M.Oxford: Oxford University Press, 1989.
4.Appropriate technology for birth revisited.
Chalmers B. Br J Obstet Gynaecol 1992; 99: 709-710.
5.Workshop on Perinatal Care Preceedings.
World Health Organization. Venice, 16-18 April. Conpenhagen: Autor, 1998.
6.Second Meeting of Focal Points of reproductive Health/Health of Women and Children in the European Region.
World Health Organization. 11-13 May, 1998, Copenagen.
7.Essential Antenatal, Perinatal and Post Partum Care- Course. Chalmers B, Porter R, Sheratt D, Peat A, Tucker C. Copenagen, World Health Organization Regional Office for Europe, 1999.
8.Essential Newborn Care and Breastfeeding.
Tamburlini G, Uxa F, Drogovich D, Semanova G, eds. Copenagen, World Health Organization, 1997.
9.A guide to effective Care in Pregnancy and Childbirth.
Enkin M, Keirse M, Renfrew M, Neilson J. Oxford: Oxford University Press, 1996.
10.Antenatal psychosocial risk facto
Wilson LM, Reid AAJ. Midmer DK, et al. rs associated with adverse postpartum outcomes. CMJA1996;154; 785-799.
11.A reference Guide for Providers: The Alpha Assesment Form. 2nd.
Midmer DK, Biringer A, Caroll JC, et al. Ed. Toronto: Department of Family and Community Medicine, University of Toronto, 1996.

Organización Mundial de la Salud